Rinoplastia

Los procedimientos estéticos dependen de un plan quirúrgico previo para garantizar un resultado exitoso. En el caso de la rinoplastia, se trata de una evaluación completa de las proporciones faciales y la anatomía nasal interna del paciente. La cirugía a aplicar dependerá de las alteraciones en tu nariz, puede ser simplemente estética o una intervención más compleja: reconstructiva o funcional, con el objetivo de restablecer la normalidad en las estructuras.

El tiempo quirúrgico promedio en la cirugía de nariz es de dos horas. Para ello se usa anestesia general, así garantizamos mayor comodidad al momento de la intervención. En cuanto a la post cirugía, te aclaramos el proceso por el cual pasarás como paciente desde el primer momento: luego de una intervención de rinoplastia, la inflamación cede hacia el séptimo día, tiempo que tendrás de incapacidad. Por otro lado, el uso de cintas se prolonga hasta el día veinte. Existe una probabilidad considerable de que aparezcan morados alrededor de los ojos, pero estos desaparecen antes de diez días, dependiendo también de la pigmentación de cada piel.

Hay que tomar en cuenta que la nariz es el elemento central de la cara, por lo tanto, su forma y tamaño pueden complementar la belleza de un rostro o por el contrario opacarla. Nuestros métodos buscan refinar las características que te desagraden de tu nariz, mejorar la función respiratoria y dar una apariencia natural y balanceada con respecto a la cara.