Liposucción (lipoescultura)

La liposucción o lipoescultura es la aspiración quirúrgica de la grasa ubicada por debajo de la superficie de la piel. Durante los últimos años, la liposucción ha sido el procedimiento quirúrgico más popular Con este procedimiento mejorarás aquellas áreas con tejido adiposo indeseado, el cual es difícil que desaparezca solo con dietas o ejercicios. Los resultados son evidentes de forma casi inmediata; constituyen una gran ventaja si se compara con otros tratamientos para reducción de grasa. Adicionalmente, al ser un cambio tan notorio no solo para ti sino para los demás, te motiva a conservar tu figura y mantener una pérdida sostenida en tu peso. Los resultados de la liposucción serán aún mayores si después de realizártela sigues las recomendaciones alimenticias del especialista y haces actividades físicas regularmente.

Como complemento a la extracción del tejido adiposo, se puede reinyectar la grasa obtenida en la liposucción en zonas con pérdida de volumen como los glúteos o con evidencia de envejecimiento como la cara. Esta práctica se conoce como lipoinyección y da magníficos resultados a corto y largo plazo.

Dependiendo de la extensión del área a tratar, se realiza el procedimiento bajo anestesia local y sedación o anestesia regional. No se requieren transfusiones sanguíneas ni hospitalización. El paciente debe usar un soporte elástico especial durante tres meses posteriores a la cirugía y asistir a las sesiones de drenaje linfático y aparatología para una pronta recuperación y reincorporación a las actividades cotidianas.

Adicionalmente, podemos realizar la abdominoplastia o lipectomía abdominal, lo cual dará como resultado una figura corporal ideal en pacientes que tienen alteraciones de flacidez en la piel o debilidad muscular en la región abdominal.

Anestesia

La cirugía de se realiza bajo anestesia general. Esto permite que el paciente no sienta molestias ni dolor durante el procedimiento. La duración de la cirugía en promedio es de dos horas y requiere de un (1) día de hospitalización.